Bienestar físico social y mental para el adulto mayor


Muchas personas mayores con estilos de vida sedentarios, están peligrosamente cerca de su nivel de capacidad máxima durante actividades normales de la vida diaria.

Levantarse de una silla o subir las escaleras requieren de esfuerzos máximos en aquellos ancianos que tienen una pobre capacidad funcional.

Una pequeña disminución del nivel de actividad física en estas personas podría provocar el paso, desde un estado de independencia a un estado de discapacidad que se caracteriza por la necesidad de asistencia para la realización de las actividades cotidianas.

1. Mantener hábitos de vida saludable:

A partir de cierta edad, pasados los 50, es muy importante crearse ciertos hábitos y costumbres que seguiremos durante el resto de nuestra vida. Si por ejemplo, creamos la costumbre de salir a caminar durante 1 hora todos los días, es difícil que pasados los años dejemos de practicar esta actividad.

2. Hacer ejercicio:

Es recomendable practicar ejercicio todos los días, ya sea caminando o realizando una actividad acorde a nuestro estado de salud y edad. Lo importante es permanecer activos y dinámicos

3. Llevar una alimentación adecuada:

Es bueno que la alimentación sea sana y equilibrada, para que nos aporte los nutrientes que necesitamos.

4. Permanecer en contacto con la naturaleza:

La naturaleza aporta importantes beneficios a nuestro organismo. Una excursión al campo o un sencillo paseo por un río, nos hará disfrutar en contacto con estos seres vivos.

5. Cuidar mucho la salud:

Cada persona necesita unos hábitos de salud distintos y es importante llevar un control adecuado de los mismos.

Las visitas al médico a su debido tiempo, tomar los medicamentos necesarios, evitar el consumo de tabaco o alcohol… son hábitos imprescindibles para un envejecimiento activo.

6. Mantener buenas relaciones sociales y familiares:

la gente ayuda a la gente, y las relaciones personales son muy importantes en la tercera edad. Tanto las que se mantiene con los amigos, vecinos o personas cercanas, como las establecidas dentro de la propia familia, son determinantes para el bienestar personal.

7. Desarrollar una ocupación:

Además del ocio, el ejercicio, una buena conversación… un adulto mayor debe mantenerse ocupado en la medida en que su estado de salud lo permita.

Participar en actividades, apuntarse a un taller, desarrollar una habilidad en casa… cualquier ocupación es beneficiosa para llevar un envejecimiento activo.

Esperamos te haya sido de utilidad estos consejos saludables, un aporte de tu página ProvidaSalud, si tienes algún comentario adicional con suscríbete a nuestro Newsletter te enviaremos noticias saludables.

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square

Calle Laguna Colta y Laguna Cuyabeno (Barrio Locoa)

Tel: 03 229 2263 / 03 223 3278

  • Instagram - Círculo gris
  • White Facebook Icon

© 2017 by Clínica Provida. Proudly created MAPE+